Actualidad

Ley del 10 % para Salud no tendría respaldo técnico de los Ministerios y adolecería de errores de fondo

“Lo más seguro. Probablemente una ley similar a esta ha debido ser aplicada el algún otro país, hay esa probabilidad, porque tantas incongruencias no pueden tener un Proyecto de Ley”.

(La Paz 04.03.2020 NotisaludBo).- Con errores y observaciones de fondo el Proyecto de Ley denominado “10 por ciento para la salud” adolecería de informes técnicos sustentados del Ministerio de economía y finanzas publicas como también del Ministerio de Salud, toda vez que no definen fuentes de finamiento y que entre ambos se exigen análisis.

“No existe el respaldo técnico de parte de ministerio de economía y finanzas públicas, si bien actualmente ya tenemos la Ley Financial aprobado y en ejecución, tendríamos que anular esa ley y tener otra ley, tampoco dice cómo lo hacemos”, según declaró a NotisaludBo, el presidente de la Comisión de Educación y Salud de la Cámara de Diputados, Dip. Franklin Flores.

El Legislador observó que la norma no menciona el origen de financiamiento de presupuesto, no especifica de dónde se destina en el caso de los municipios que reciben transferencias presupuestarias del IDH, también del impuesto de coparticipación tributaria, regalías, ingresos propios como los impuestos de vehículos e inmuebles y que actualmente los municipios ya destinan el 15 % de su presupuesto para salud.

“No se olviden que actualmente con el sistema único de salud (SUS), los municipios ya aportan el 15.5 por ciento a la salud, existe bastante incongruencia. Ahora van a reducir?”, Pregunta Flores.

Asimismo, hizo hincapié en el criterio de las entidades territoriales autónomas, como son los municipios y gobernaciones, así como también el Fondo Indígena que según la Ley tendría que aportar el 10 por ciento.

“A partir de la presente ley el Tesoro General del Estado (TGE) y los Tesoros Departamentales y las Autonomías Indígena Originarias deben destinar como un mínimo del 10 % de sus presupuestos a favor del subsistema público de salud”, reza el proyecto de norma.

También se observa que los programas nacionales como tuberculosis, cáncer entre otros ya no estaría siendo ejecutado por el ministerio de salud, por lo que calificó a la norma como una propuesta demagogia y eminentemente electoralista “Lo más seguro es que con esto seguramente quieren quedar bien”.

Los informes técnicos de ministerios

Flores dio lectura a la nota enviada por el Ministerio de Economía y Finanzas Publicas aclarando que no se trata de un informe técnico que dice: “Como es de conocimiento público el Gobierno (…) realizará los ajustes financieros a través de reducciones en áreas donde sean posibles, para garantizar el 10 % para salud; sin embargo, a objeto de dar continuidad y velar por la sostenibilidad financiera, es importante que el Ministerio de Salud, como cabeza de sector, efectué una evaluación integral en coordinación con todos los niveles del Estado involucrados lo cual permita la continuidad en la asignación de recursos para el 2021”.

Según el Presidente de Comisión “No existe un informe técnico, no existe una evaluación integral, cuánto se gasta en salud” y critica que el Gobierno de Añez no sepa que algunos municipios no llegan a ejecutar ni su propio presupuesto.

El Ministerio de Económica tampoco informaría si el Estado va a dejar de pagar los recursos humanos de las gobernaciones, como lo ha estado haciendo mediante desembolsos al nivel subnacional, pero con esta Ley ya continuaría esto. Por lo que recomendó que el propio Ministerio de Economía y Finanzas Publicas revise la norma.

Asimismo, el Ministerio de Salud habría mencionado que el Ministerio de Economía debería analizar las fuentes de financiamiento por lo que ninguna entidad del órgano ejecutivo concretaría la manera de plasmar el 10 % para salud.

¿Una ley importada?

El diputado paceño asegura que a la Comisión Legislativa le sorprende errores tan grandes como la forma de denominación del sistema de salud boliviano cual, si fuera de otro país, toda vez que no coincide ni en ese aspecto que no es un detalle.

“En el objeto hace mención a la regulación de la distribución de recursos en el subsector público, perteneciente al sistema público de salud y la gestión del servicio territorial de salud en la jurisdicción nacional dice; sin embargo, en Bolivia no existe un sistema público de salud ni tampoco gestión territorial de salud”, criticó.

En Bolivia la salud está organizado por tres sectores el subsistema de salud, el subsector de seguridad social de corto plazo y el subsector privado de salud.